Hay quienes consideran que  la gran oratoria de Obama no ha servido para que las cosas cambien en los Estados Unidos; es más, como apunta el autor del artículo, ha sido precisamente su incapacidad para mejorar la vida de los estadounidenses, más allá de las buenas palabras y los grandes discursos, lo que ha facilitado el acceso al poder de su sucesor, el  presidente Trump.

De nada sirven las  espectaculares intervenciones de  los políticos si no van unidas a acciones  que sustenten sus palabras.  ¿Crees que ha sido el caso  de la presidencia de Barack Obama?

Leer texto completo